Skip to Content
Dec 11, 2017

Esta historia sucedió el último fin de semana de junio de 2008, seguíamos de vacaciones en la costa gaditana.

Por la mañana había hecho algo de deporte en esta zona los vientos son perfectos para ello, Belén había aprovechado la mañana de playa.

Comimos en el hotel y dedicamos la tarde a conocer algún pueblo de los alrededores y a preparar las maletas para regresar a nuestro pueblo.

Después de haber hecho un trío, practicar sexo delante de un tío con un telescopio observándonos, esa tarde hablamos largo y tendido de ello, por mi imaginación empezaron a pasar cantidad de fantasías que pensé que nunca iba a poder realizar y después de hablar de lo que habíamos hecho y lo que nos quedaba por hacer.

Llego la noche, cenamos, tomamos una copa en terraza del hotel y nos subimos a "descansar".

Ya en la cama, era una noche de muchísimo calor, Belén se había acostado desnuda solo llevaba unas pequeñas braguitas marrones transparentes por su parte trasera.

Era imposible dormir, Belén estaba tumbada en lateral de la cama, yo en el otro extremo la observaba, veía su rizada melena pelirroja apoyada en la almohada, fui bajando mi mirada, acariciando con mis ojos su espalda, perfecta, llegue a las curvas de caderas, perfectamente redondeadas, mire su culo, su raja se distinguía tras la transparencia de sus braguitas, seguí recorriendo su cuerpo con mi mirada, vi sus muslos, musculados lo justo, baje hasta sus pies y poco a poco volví recorriendo su cuerpo en sentido contrario.

porno gratis

mujeres webcam

chat gay

webcam porno

webcams amateur

webcams transexuales

actrices porno

webcams xxx

amateurtv

sexo en directo

chicas webcam

livejasmin

cam4

chaturbate

myfreecams

bongacams

sexole

sexy webcam

chat porno

transexuales webcam

parejas webcam

maduras webcam

jovencitas webcam

latinas webcam

pornostars

cams porno

chat transexuales

Me resistí a tocarla todo lo que pude, algo dentro de mí llevo mi mano hasta sus cabellos, comencé acariciarlos, pase por su cuello.

En su espalda mis dedos dibujaron cientos de formas distintas acaricie hasta el último rincón.

Continúe por sus muslos hasta acariciar sus pies, Belén no decía nada, no mirábamos a través del espejo de la habitación.

Belén se giro dejando toda su espalda apoyada en cama, empecé a recorrer todo su cuerpo desde sus pies hacia arriba, acariciando sus piernas esta vez por el interior de sus muslos llegue a su sexo.

Lo acaricie por encima de su ropa, pude sentir la humedad y el calor que desprendía su sexo.

No me entretuve demasiado, continúe acariciándola hasta llegar a su cara.

Con mis dedos recorrí sus mejillas, dibuje el contorno de sus labios, hasta que no aguante más y la bese.

Nos fundimos en larguísimo beso, mientras mis manos retrocedían el camino andado por su cuerpo hasta llegar a sus pechos.

Los acaricie, pince sus rosados pezones con mis dedos, primero un pecho, luego el otro.

Mientras empecé a descender con mis besos, besaba su cuello, mordía sus orejas, esto la vuelve loca.

Continúe bajando hasta sus pechos, los lamí, intente metérmelos enteros en la boca, mordí sus durísimos pezones me entretuve un buen rato, no había ninguna prisa.

Mientras con mi mano empecé a acariciar su sexo primero por encima de sus bragas, no tarde en abrirme hueco entre ellas y su piel, acaricie su escaso vello, poco a poco fui descendiendo, roce su clítoris, un susurro salió de su boca, lo masajee a la vez que masajeaba sus labios.

Mi boca fue bajando por su vientre, tire de sus bragas hacia abajo con su ayuda nos deshicimos de ellas rápidamente.

Me situé arrodillado entre sus piernas totalmente abiertas, la observe, su precioso cuerpo totalmente desnudo brillaba por el sudor con las escasa luz que entraba por la ventana.

De rodillas entre sus piernas, continúe jugando con mis manos en su sexo, movía mi dedo gordo entorno a su clítoris, mientras comenzaba a introducir en su vagina el dedo índice.

Continúe masturbándola y observándola unos segundos más.

Pronto abalance sobre su sexo, atrapaba entre con mis labios su clítoris, mi lengua jugaba con él y con sus labios, mientras ya tenía dos dedos entrando y saliendo de lo más profundo de su sexo.

Deje la entrada de su sexo libre, mi lengua empezó a acariciar toda su deliciosa raja, pasaba de lamer su clítoris a la entrada de su culo.

Me aferre a sus caderas e intente follarmela con mi lengua, que rápidamente entraba y salía de su cueva, tocando con la punta de mi lengua todos los rincones.

Belén pronto apretó con sus manos mi cabeza hacia sus caderas empezaron un movimiento de arriba abajo separándose por momentos de la cama.

Me apretaba tan fuerte contra ella que me costaba hasta respirar.

Una serie de sacudidas de sus caderas acompañadas de suspiros, gemidos y alguna frase ininteligible acompañado de una descarga de fluido templado, del cual mi cara que totalmente impregnado, fue el primer orgasmos de la noche.

Cayo rendida en la cama rápidamente fui a su boca la bese, casi sin querer la penetre me abrazo rodeo con sus piernas mi cintura y permanecimos un par de minutos inmóviles.

Poco a poco Belén empezó a mover sus caderas, yo comencé a arremeter contra ella.

No duro mucho Belén en un rápido movimiento me quito de encima, me tumbe de espaldas en la cama.

Belén se arrodillo junto a mí, nos besamos, siguió besando mi cuerpo, beso mi pecho, bajo por mis abdominales.

Llego a mi polla me masturbo, comenzó a jugar con su lengua sobre mi glande, lo recorrió varias veces luego introdujo la punta a su boca, pude sentir como succionaba mientras sus labios me la atrapaban completamente.

Empezó un movimiento suave y rítmico llenándose completamente su boca con mi verga, tan pronto la tenia completamente dentro como sentía sus labios rozando en el extremo de mi glande.

Mientras yo acariciaba su sexo, empapado, de nuevo acaricie su clítoris, sus labios, la entrada de su vagina, allí introduje un dedo brevemente, continúe mi camino hasta la entrada de su culo, intente masajearlo suavemente, de nuevo introduje un dedo en su vagina lo saque y lo lleve a su culo muy despacio lo introduje en el.

Belén seguía chupándomela, ahora mucho mas despacio, tragándosela entera.

Yo seguía, ensalive mi dedo lo lleve hasta su agujero poco a poco introduje solo un poco, Belén llevo una mano hacia sus nalgas, pensé que como de costumbre retiraría mi mano, al contrario Belén con su mano abrió sus nalgas lo que facilito la entrada de mi dedo en un poco más.

Seguí con un suave movimiento metiendo algo menos de la mitad y sin llegar a sacarlo del todo.

Belén se movió suavemente sacando mi dedo, se levanto, fue al aseo, cogió un bote de aceite para después del sol y regreso a la cama.

Se coloco en la misma posición que antes junto a mí, unto mi mano de aceite solar la llevo hacia su culo, restregué el aceite por el penetrándolo con un dedo, Belén manejaba mi mano.

De nuevo unto mis dedos en aceite, esta vez se le metió casi entero.

Soltó mi mano y se abalanzo sobre mi polla, yo seguí, derrame aceite directamente en su culo lo que me facilito muchísimo el movimiento.

Me arrodille, Belén estaba a cuatro patas con el culo totalmente en pompa, de nuevo deje caer unas gotas de aceite e intente meter dos dedos me costó mucho, tenía el culo apretadísimo del tiempo que llevábamos sin practicar sexo anal, muy despacio y poco a poco conseguí que dilatara, mis dedos entraban y salían casi perfectamente, note como Belén se masturbaba con una mano.

Notaba como movía sus dedos dentro de su vagina través de la delgada piel que los separaba.

Agarre a Belén de la nuca y lleve su boca hasta mi pene rápidamente lo engullo.

Yo estaba arrodillado a la derecha de Belén metiendo dos dedos por su culo ya dilatado mientras se masturbaba con la mano derecha, también tenía dos dedos dentro de su vagina.

Belén acelero el ritmo de sus movimientos, me coloque de tal manera que con mis dos manos podía llegar a su sexo a su culo, ahora era yo el introducía dos dedos de mi mano izquierda en su sexo y dos en su agujerito trasero, intente sincronizar mis movimientos, no tardo en volverse a correr.

Arrodillados en la cama nos besamos.

Belén me pidió que me tumbara, se lleno las manos de aceite y comenzó a extenderlo por mi verga.

Una vez dejo mi aparato bien lubricado se coloco de espaldas a mí, poco a poco note como iba abriendo sus carnes, Belén descendía muy lentamente sobre mi durísimo miembro, la estrechez de su culo me volvía loco.

Cuando estuvo totalmente penetrada se quedo inmóvil sobre mí, yo necesitaba movimiento intente moverme, pero ella me pidió que esperara a que adaptase.

No tardo mucho aunque a mí me pareció una eternidad.

Poco a poco fue subiendo y bajando, el ritmo se aceleraba a veces con toda mi polla dentro hacia círculos con sus caderas y de nuevo volvía al movimiento normal.

Los dos nos movíamos perfectamente acompasados.

Estaba a punto de correrme cuando mi polla salió disparada del culo de Belén.

Esto lo aprovecho Belén para volverse hacia mí.

Poco a poco volvió a metérsela entera continuamos el movimiento, este se fue acelerando.

Yo llenaba mi boca con sus tetas intentaba comérmelas enteras.

No aguante mas empecé a correrme dentro de su culo, una descarga, dos, tres…

Belén continuo moviéndose sobre mí, su cuerpo temblaba, mordía su labio inferior y sus ojos estaban cerrados con fuerza, clavaba sus dedos en mis hombros.

Un largo gemido acompañado de una descarga "eléctrica" en todo su cuerpo hizo que cayera rendida sobre mí, por primera vez Belén había tenido un gran orgasmo practicando sexo anal.

Nos besamos un largo rato.

La habitación olía al característico olor del aceite solar mezclado con sexo y con el olor del mar que entraba por la ventana.

Belén volvió a su posición inicial, tumbada en un extremo de la cama de espaldas a mí, ahora su cuerpo brillaba, mucho más que antes, de nuevo lo recorrí con mi mirada, su pelo revuelto sobre la almohada, sus bellos hombros, su espalda y su culo del cual manaba un hilo blanquecino de semen hasta la sabana.

Caí profundamente dormido.

Al día siguiente se acabaron nuestras vacaciones y regresamos a nuestro pueblo castellano.

J

Join in on the conversation with juanca lina, when you subscribe to adultos.